Depilación con manopla en pieles sensibles

¿Has probado varios métodos de depilación? Es habitual ir conociendo las distintas alternativas para saber cuál es el que ofrece mejores resultados. Depilación con cera, cuchilla, depiladora eléctrica, depilación láser son algunas de las opciones que ofrece el mundo de la estética. Pero para quienes tienen pieles sensibles , no todos estos métodos son una buena elección. La depilación con manopla es una alternativa indolora y efectiva para las pieles sensibles. Con la manopla depilatoria , podrás deshacerte del vello y cuidar la piel con la exfoliación que realiza mientras quita el pelo.

Ventajas de la manopla depilatoria para pieles sensibles

A diferencia de los métodos de depilación tradicionales, la depilación con manopla no arrasa y desgarra la piel. La manopla depilatoria respeta la forma de la epidermis, eliminando solo la parte que está seca o con células muertas mediante la exfoliación. Esto permite una mejor regeneración de las células de la piel.

Las pieles sensibles sufren más que cualquier otra los contratiempos de métodos como la depilación con cera o la cuchilla. La primera expone la piel al calor y a tirones de forma regular. Si bien elimina el vello, deja la piel maltratada. Además, la cera requiere cuidados extras, como evitar la exposición al sol antes y después de la depilación. Con la manopla depilatoria, esto no es necesario. Por su parte, la cuchilla ofrece resultados a corto plazo y encima deja la piel seca. ¡No queremos eso!

La manopla depilatoria Silnatur está testada bajo control dermatológico, algo fundamental para las pieles sensibles. No tiene contraindicaciones de ningún tipo. No causa alergias ni tiene efectos toxicológicos de inhalado, tragados o el contacto con los ojos y la piel.

Cómo realizar la depilación con manopla

Para que la depilación con manopla sea exitosa, es necesario seguir unos pasos bien simples y puntuales. La manopla depilatoria está compuesta por microcristales de silicio y carbón. Estos cristales de silicio tienen una dureza óptima para sacar el vello y las células muertas de la piel, sin dañar. Lo importante es no presionar: la depilación con manopla funciona por fricción, esto hace que la manopla dure más y que la piel quede suave y perfectamente depilada.

Realiza la depilación con manopla haciendo un delicado masaje circular en las dos direcciones (dos o tres pasadas hacia la derecha y lo mismo hacia la izquierda) sobre la zona a depilar. Debe ser tan suave como el roce que ejerce la ropa sobre el cuerpo en movimiento. ¡Ideal para pieles sensibles! Así, sin sufrir ni castigar tu piel, la manopla depilatoria va eliminando el vello.

La depilación con manopla debe realizarse sobre la piel estirada, limpia, seca y libre de cremas. No es necesario que esperes a que el pelo crezca para deshacerte de él. Si usas la manopla depilatoria cuando el vello recién empieza a crecer, el proceso es más rápido y efectivo. En caso de tener el vello muy largo, primero se corta y después se realiza la depilación natural.

Al finalizar la depilación, se recomienda la aplicación de aceite o crema hidratante, para así contribuir a que se regenere la piel después de la exfoliación. Como los poros están abiertos, lo ideal es que la crema o aceite no contenga alcohol.

Depilación con manopla y exfoliación

Ya te dijimos que la manopla depilatoria elimina el pelo y hace una exfoliación. Pero hay otro beneficio. Con el uso regular de la manopla depilatoria, el crecimiento del pelo se va debilitando. El calor que produce el masaje quita la humedad y la proteína, haciendo que el pelo cada vez crezca más débil. Nuestro cuerpo no se siente atacado con este método y no ejerce ninguna resistencia ni protección que nos pueda causar reacción.

El cuerpo tiene zonas más delicadas que otras. Si eres de los que tienen pieles sensibles, te será útil saber esto. La depilación con manopla se puede realizar en todo el cuerpo, incluyendo las áreas más sensibles, como el rostro, las axilas, labio superior y las ingles. El uso de la manopla depilatoria es igual en las zonas más grandes, como piernas, torso, espalda como en las más pequeñas.

Para las zonas pequeñas, se usa el extremo más estrecho de la manopla. En cambio, el extremo más amplio se usa para depilar las áreas más grandes. En zonas como las axilas, donde suele haber humedad, puedes colocar algo de talco antes de depilar, para que absorba la humedad y no se genere ningún tipo de irritación.

La manopla depilatoria elimina el vello, realiza una exfoliación que quita las células muertas y hace que el crecimiento del pelo se vaya debilitando. Todo esto sin generar dolor y cuidando las pieles sensibles.  

Con el uso de la manopla de depilación natural Silnatur, sentirás tu piel suave y sana. Súmala a tu rutina y verás los resultados.

2018-06-22T13:07:13+00:00

Deja un comentario