Los 4 principales problemas de la depilación y cómo solucionarlos.

 

Aparentemente la depilación es un proceso sencillo en mayor o menor medida dependiendo de la metodología a utilizar. Pero nunca es oro todo lo que reluce, y en muchas ocasiones se complica y pasamos malos ratos tras la depilación que podriamos evitar con sencillas técnicas.

A continuación os comentamos los cuatro principales problemas que puede crear la depilación y las soluciones para cada uno de los casos.

VELLO ENQUISTADO

A veces, cuando el vello crece tras la depilación, se enquista: El organismo actúa como si el pelo fuera una cuerpo extraño, generando una inflamación en los tejidos colindantes que puede provocar dolor y enrojecimiento. El pelo no crece totalmente perpendicular a la piel, sino de forma inclinada.

Cómo tratarlo:

¿Cual es el lema de la depilación?, hidratación, hidratación, hidratación!! en este caso para evitar su resecamiento y endurecimiento, que agravaría el problema.

Nunca manipular el vello enquistado para evitar la infección y la consiguiente cicatriz. Suspender cualquier método de depilación basado en el arrancamiento del pelo y dejarlo crecer normalmente.

En caso de infección, puede aplicarse un antibiótico tópico.

La protección solar siempre es fundamental para evitar que las zonas irritadas se tornen de color marrón.

GRANITOS

También vemos en ocasiones como crecen granitos, que pican, molestan, y además dan un aspecto muy poco estético. Esto sucede por la irritación de los poros.

Cómo tratarlo:

En este caso aplicamos únicamente el lema de la depilación: Hidratación, hidratación hidratación!!! que calmará la piel, y reducirá esa irritación de los poros.

Espaciar las depilaciones le dará tiempo a la piel a recuperarse.

IRRITACIÓN

La fricción o estiramiento de la piel, los diferentes modos en los que la “maltratamos” para depilarla, provocan la irritación, que escuece, pica y molesta.

Cómo tratarlo:

¿Cómo creéis? Pues claro…. Hidratación. Esto debería solucionar el problema entre 24 y 48 horas.

En ocasiones el método de hidratación deberá ser específico para el tipo de piel, si esta es especialmente sensible.

ENROJECIMIENTO

No deja de ser un poco de irritación, que se produce también por la fricción y el trato a la piel. Y se trata como todo lo demás con hidratación.

 

Como veis casi todo se soluciona con una adecuada hidratación como ya habíamos comentado antes. Si en la depilación se produce algún otro problema, es mejor que consultéis con un dermatólogo, por si fuera algo más importante.

 

Fuente: Iml

 

 

2018-03-07T07:33:22+00:00

Deja un comentario