Para estar bell@ ¡NO! hay que sufrir

Para estar bella no hace falta sufrir¡Cuantas veces habremos oído esto!, especialmente las mujeres, Para estar bella tienes que sufrir, tacones, vestidos en los que te cuesta entrar, maquillaje y… la dichosa depilación. ¡Hay que estar perfecta!

Y es que la seducción es un idioma más con el que nos comunicamos con cada persona que nos cruzamos. Ya seamos hombre o mujer queremos que nos juzguen bien.  Uno de los aspectos importantes para que nos vean aceptables es ir bien depiladas, con la piel suave y sin ningún pelo. En principio, la mujer está destinada a depilarse para sentirse atractiva y aunque hay mujeres que han podido superar la presión social, en general no están bien vistas. Además ahora los hombres también se unen a la lucha contra los pelos no deseados, ya somos más los que llevamos la etiqueta de “sufrir para lucir”! Pero hay que cambiar este esquema. Hoy se sabe que el ser humano, en su evolución, tiende a tener cada vez menos pelo, así que respetemos a quienes nos rodean y vayamos bien limpi@s, pero sin necesidad de dolor, por favor!

Una alternativa que nos puede salvar del dolor y nos ayuda a tener menos pelo en el futuro es ladepilación por abrasión. Tan fácil como hacer fricción e ir quebrando el pelo, lo que va haciendo que con el tiempo desaparezca, como sucede por ejemplo con la rozadura de un pantalón o de las medias, que deja sin pelo en las rodillas o los muslos, o la típica zona sin pelo que se les hace a los hombres a causa de los calcetines.

Cuando acariciamos con la manopla Silnatur la zona a depilar, la fricción va deshaciendo el pelo de forma progresiva, con este suave masaje estamos creando calor y como sabemos bien, demasiado calor en el pelo provoca su caída. Le hace perder aceites y humedad y debilita sus proteínas volviéndolo frágil, ya que son necesarias para su vitalidad.

¿Recordamos las formas de uso?

Giros en las dos direcciones

La depilación se hace con movimientos circulares en las dos direcciones para atrapar bien al pelo a contrapelo. Además este movimiento va abriendo el poro y el silicio deja bien limpia y apurada la superficie hasta el inicio de la raíz.

Sin apretar, solo masaje

Lo repetimos mucho, pero es importante para dejar espacio al silicio para penetrar en el poro y debilitar la raíz, además de evitar rozaduras innecesarias, que en ocasiones hacen comparar la manopla con una lija.

El vello corto

El silicio quema el vello con la fricción, si lo tenemos largo, tardará más y se desgastará antes. Con el vello corto disminuimos el tiempo a emplear en la depilación, y ahorramos en recambios, que nos durarán más.

La piel seca y limpia

En zonas húmedas podemos aplicar un poco de “polvos de talco” para absorber la humedad que impide deslizar bien los minerales. Así evitaremos irritaciones ya que estas zonas son más sensibles. También deberemos tener la piel bien limpia, sino el recambio se irá saturando de suciedad y lo tendremos que cambiar más a menudo. La depilación será más eficiente y quedará mejor también.

Hidratar después

La piel de las piernas es seca por naturaleza, al igual que la de los brazos u otras partes del cuerpo que disponen de pocas glándulas sebáceas, por eso se tiene que escoger una buena crema o aceite que hidrate bien para después de la depilación, teniendo en cuenta también que hemos hecho una exfoliación y que el poro lo tenemos abierto, por lo que no utilizaremos un producto que contenga alcohol y cuanto más natural sea, mejor.

 

Este método es completamente manual, no se necesita ni jabón, ni agua, ni electricidad, con lo que a la hora de utilizarlo no es estrictamente necesario estar en un baño, se adapta a las circunstancias del momento. Por eso podemos llevar uno siempre con nosotr@s, nos puede sacar de un apuro!

2018-04-10T13:54:36+01:00