Después de eliminar el vello, es importante humectar la piel para que quede suave y radiante. Cuando se realiza la depilación usando cera, la depiladora eléctrica o la cuchilla, la piel queda irritada. En estos casos, es imperativo aplicar un aceite o crema hidratante para conseguir alivio. Las manoplas depilatorias son una opción indolora, natural y ecológica. Al pasar el guante de silicio, se realiza también una exfoliación. Por esta razón, los cuidados de la piel después de la depilación con manopla también son importantes para tener una piel perfecta.

Manoplas depilatorias y exfoliación

El primer paso para cuidar la piel es hacer un correcto uso de las manoplas depilatorias. Verás que es muy fácil, solo requiere un poco de práctica. Lo que debes saber es que el guante actúa por fricción y calor. No hay que ejercer presión. Se pasa por la zona a depilar haciendo dos o tres masajes circulares para la izquierda y lo mismo para la derecha. Tienes que sentirlo como un suave roce. Esto elimina el vello y genera una exfoliación. Con el uso continuado de las manoplas depilatorias, el pelo se va debilitando y cada vez crece menos.

Al terminar estos masajes, la piel queda libre de vello y luminosa, gracias a que la exfoliación elimina las células muertas. Con una esponja seca, limpia la zona depilada con suavidad, para sacar cualquier resto de piel o vello que pueda haber quedado. Ahora sí, es momento de los cuidados de la piel después de la depilación con exfoliación. Sean las piernas, el rostro o las axilas, te recomendamos completar tu rutina para que la piel esté sana y radiante.

Cuidados de la piel después de la depilación

Después de la depilación, recomendamos usar una crema o aceite que hidrate bien. Si además es regenerante, mucho mejor. Es importante que elijas un producto sin alcohol para evitar irritaciones en la zona depilada, ya que luego de la exfoliación, los poros están abiertos.

Los aceites naturales son una excelente opción. Por ejemplo, el aceite de caléndula nutre y regenera la piel. Si quieres sacarle provecho a los cuidados de la piel después de la depilación, te recomendamos nuestro aceite Epilay. Se trata de un producto que retrasa el crecimiento del vello de forma natural.

El aceite retardante para el vello se encarga de cerrar los poros después de la depilación, no sin antes nutrir y regenerar la piel. ¡Son todos beneficios! Además, con Epilay renovamos nuestro compromiso con el medio ambiente: el aceite es ecológico y 100% biodegradable. Gracias a su envase airless, el aceite no se oxida y puede durar más de 2 años una vez abierto.

Gracias a sus nutrientes, la piel queda hidratada y tersa. Recomendamos el uso del aceite post depilatorio tanto a hombres como a mujeres, y tenemos una fórmula exclusiva para cada uno de ellos. Por otra parte, puedes aplicar este aceite sin importar qué método de depilación uses. Sabemos que las manoplas depilatorias son un excelente método para eliminar el vello y hacer una exfoliación, pero si usas otro, nuestro consejo sobre los cuidados de la piel después de la depilación sigue siendo el mismo: nutre e hidrata con un producto que no irrite.

Aceite post depilatorio retardante del vello

Muchos centros de estética recomiendan nuestras manoplas depilatorias para quitar los pelitos que quedan después de la láser. O bien entre sesión y sesión, cuando no se pueden usar métodos que arranquen el vello de raíz. Después de la depilación láser, puedes usar el aceite Epilay para regenerar, hidratar y nutrir. Al no contener alcohol, no irrita la piel. Por otra parte, si estás en medio de un tratamiento de depilación láser, es importante que después de la sesión no te expongas al sol ni al calor intenso. También debes evitar aplicarte cualquier producto (cremas, desodorantes) que puedan irritar la piel.

Si aún no tienes tus manoplas depilatorias y usas cera o cuchilla, te recomendamos nuestro aceite natural para cuidar la piel después de la depilación. En ambos casos, cumplirá su función de nutrir e regenerar. Además, hidratará la piel que suele quedar bastante irritada con estos métodos.

Suma un aceite nutritivo, hidratante y retardante a tu rutina de depilación para que tu piel quede suave y reparada.